Composición del habano 2017-07-26T12:05:57+00:00

Composición del habano

Para la fabricación se necesitan hasta seis tipos de hojas de tabaco para confeccionar un Habano, cada tipo especialmente cultivado y preparado con este fin.

Se mezclan fundamentalmente tres tipos de hojas para conformar la tripa, fuente de los ricos sabores y aromas que distinguen de inmediato a un Habano del resto de los puros.

  • Volado: Hoja de tabaco con menos fortaleza, valorada especialmente por su combustibilidad; también conocida como Fortaleza 1.
  • Seco: Hoja de fortaleza media, la más importante para el aroma; también conocida como Fortaleza 2.
  • Ligero: Hoja de gran fortaleza, de quema lenta, para darle un toque de sabor; también conocida como Fortaleza 3.

Algunos Habanos incorporan una cuarta hoja que es muy escasa en su disponibilidad:

  • Medio tiempo: La hoja de mayor fortaleza, proveniente de las dos hojas superiores de la planta del tabaco de sol, y que las plantas producen dependiendo de las condiciones climáticas y de cultivo de casa cosecha. Muy pocas vitolas llevan este tipo de hoja; también conocida como Fortaleza 4.

Para envolver las hojas que forman la tripa se usa una hoja especial llamada capote, que define la forma del Habano y le da un toque final a su calidad a la hora de fumarlo.

Para terminar con la fabricación del Habno se añade la capa, una hoja exquisitamente fina y elástica. Forma la superficie exterior del Habano, contribuye poco al sabor pero representa la culminación perfecta de un Habano. Para saber más información sobre los cultivos y hojas de los Habanos: Cultivo de Habanos

Usted no encontrará este tipo de tabaco en puros que no sean habanos.

Fuente : “El mundo del Habano”, Habanos D.O.P .